La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

LA PUERTA DE PALMAS

 

La puerta y el puente de Palmas, forman un conjunto que resulta inseparable.

La Puerta de Palmas, se abrió a raíz de la construcción del puente ya que éste precisaba una nueva entrada, que estuviera alineada con su calzada.

No se ha podido identificar al autor de la puerta, aunque todo apunta a que es obra del ingeniero y arquitecto Gaspar Méndez.

La puerta se configura como un arco de triunfo, flanqueado por dos torreones cilíndricos, almenados y decorados con cordones de piedra, que nos remiten a la estética manuelina. Los torreones están cubiertos con una decoración de falsa sillería, y han tenido diversos usos a lo largo de la historia : peso de la harina, prisión, oficina de turismo, etc.

En la portada exterior destacan, la bóveda de casetones y la inscripción que remata la fachada. Del texto de la inscripción podemos deducir, que las obras terminaron en 1551.

Mención aparte merecen dos medallones con sendos bustos ,uno masculino y otro femenino, cuya identidad no se ha podido establecer, pero que tradicionalmente se identifican con Carlos I o Felipe II, para la figura masculina, y la fama , Juana la Loca, e Isabel de Portugal, para la femenina.

Sobre el arco de la puerta, campea un magnífico escudo del Emperador Carlos V , y en el arranque de la bóveda de casetones, se encuentran dos pequeños escudos, que pudieran corresponderse con el primitivo escudo de Badajoz.


 

 En la fachada interior el elemento, más sobresaliente es la hornacina, en la que se situó la imagen de la virgen de los Ángeles. La imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, permaneció en la capilla hasta que en agosto del año 1761, fue trasladada al Hospital de la Cruz. Una vez trasladada la imagen, se tapió la capilla construida en 1681, y ha permanecido tapiada hasta mediados del siglo XX.

En 1905, la autoridad militar, de la que dependían las fortificaciones, autorizó al Ayuntamiento a abrir dos pasos laterales, junto a los torreones de la puerta. No obstante, para abrir los pasos citados fue preciso derribar parte de la muralla, la escalera y el puesto de guardia, que estaban adosados a izquierda y derecha de la puerta respectivamente.

La intervención del año 1960, obra del arquitecto Francisco Vaca, fue muy agresiva, pues modificó la fachada interior hasta hacerla irreconocible. En esta ocasión se abrió completamente la capilla construida en 1681 y, se dispuso en su lugar, el balcón de hierro que presenta en la actualidad.

Más informaciónMás información