La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

PORTADAS DE LA CATEDRAL

Portada de San Juan Bautista o del PerdónPortada de San Juan Bautista o del Perdón

 

 

Las portadas se caracterizan por la sencillez, no presentando los caracteres góticos que le serían propios, pues las primitivas portadas del templo fueron reformadas en distintas épocas adaptándolas a los nuevos gustos. En la actualidad se conservan tres: una central o principal (de San Juan Bautista o del Perdón) y dos laterales (del Cordero y de San Blas).

La portada principal situada a los pies de la iglesia en el lado occidental fue mandada construir por el obispo Pedro Fernández Zorrilla y el cabildo en concurso público ganado por Mellchor Cordero y Sebastián Vázquez, vecinos de Elvas y que por motivos económicos no llegó a terminarse como estaba previsto. La actual aunque cronológicamente corresponde con el inicio del estilo barroco, tiene aún fuertes resabios clasicistas. En la hornacina fue mandada colocar en 1692 por el obispo Marín de Rodezno, la actual escultura en piedra de caracteres barrocos de San Juan Bautista. Las cartelas tienen en bajo relieve sendos escudos, uno episcopal y otro del cabildo. La fachada fue concluida definitivamente con su aspecto actual en 1862 fecha en que se construye la escalinata. Esta fachada ha sido restaurada en 1994.

 

 

 

La portada de San Blas en la fachada sur, de estilo renacentista, labrada en 1546 por Gaspar Méndez. En 1553 se labra una hornacina para recibir la imagen de San Blas. En el costado izquierdo se abre otra puerta tambPortada de San BlasPortada de San Blasién renacentista que da acceso a las dependencias catedralicias. En 1862 se construyó la escalinata

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Portada del CorderoPortada del CorderoLa portada del Cordero, en la cara norte de la Catedral era la más utilizada por la población pues está orientada hacia la ciudad antigua que estaba más densamente poblada. Está realizada en mármol blanco, en el siglo XVII. De estructura adintelada con frontón, presenta un Cordero con la cruz, símbolo de esta Catedral.